Bailan el pogo del payaso asesino

Unas lineas sobre el show que Green Day brindo en el estadio Amalfitani el viernes 10 de noviembre.

BJ Armstrong aviso de entrada que más que un recital era una misa, una misa de punkrock, rock&roll y gente rara.  En la misa cristiana antes de leer el evangelio se leen otras escrituras, en esta, a esa previa se le dice bandas telonera. Fueron los muchachos de Bulldog, banda argentina de más de 20 años de trayectoria, quienes hicieron de primeros teloneros, con un set corto (media hora) en el que tiraron casi todos sus clásicos mas alguna canción de su disco nuevo. Sonaron bien, agradecieron y arengaron mucho. Demostraron que llevan bien puestos sus años de trayectoria y que festejan ser parte del movimiento punk argentino.
Los siguientes en subir fueron The Interrupters, tal vez la ultima maravilla del ska punk de california, quienes como no podía ser de otra manera fueron apadrinados en sus comienzos por Tim Armstrong de Rancid.  Un dato llamativo  de la banda, tres de ellos son hermanos, dos mellizos. Son la última maravilla del ska punk de california y así lo demostraron en el escenario con un set de una hora en el que con una profunda sencillez de instrumentos y tonalidades sonaron enormes complejos y bailables. Tienen ciertamente una potencia arrasadora que combina muy bien con la alegria y la rabia. Ska, punk, pogo, abrazo y beso todo junto sonriedo con mucho volumen.

The Interrupters mencionan varias veces que  provienen de  California, saben de localismos y por eso mismo hacen subir, aca en la Buenos Aires ramonera, a CJ Ramone para tocar juntos, Califronia Sun. Todo fue delirio reencuentro y baile en el mismo estadio en el que los Ramones se despidieron de Argentina.

Varias veces durante su presentación Kevin Bivona avisa que nos preparemos para la banda de punkrock y rock&roll mas grande del mundo. Es una arenga pero también una advertencia; Green Day ha dejado ya hace mucho de ser una banda de punkrock para convetirse en una banda de rock de estadios que tiene por su origen una vibra punkrock. Green Day apunta a eso desde la introducción cuando hacen sonar desde los parlantes la versión original de Rapsodia bohemia para que su público la cante mientras las luces comienzan a jugar sobre un escenario vacio. Ansiedad y diversion aumentados a base de clásicos del cancionero rock. Termina la cancion y aparece un conejo gigante de peluche sobre el escenario quien comienza a bailotear al ritmo de Blietzkrieg Bop, al finalizar este clasico del punk, un asistente de la banda grandote, barbudo y vestido con un tutu corretea y atrapa al conejo peluche punk. 
Ahora si; Tree Cool, Mike Dirnt y BJ Armstrog suben al escenario relajados sonriendo mientras de fondo y emulando el comienzo de 2001 Odisea del espacio suena Asi hablo Zaratustra de Strauss. Ironia, punkrock y sonido clasico, ahi dispuesto a comenzar

Green Day tienen un aire a payaso que se toma muy en serio su oficio de divertir a la gente. No se ahorra nada para hacerlo y como todo buen payaso con su oficio deja en desnudo algo de la estupidez que tiene la seriedad del mundo.

Arrancan con Know your enemy y queda claro que en todos estos años han amasado un nutrido reportorio, han apredido mucho yeite y que han sabido también conservarse.
BJ va a mostrar toda la noche que puede cantar varios estados de ánimo, de la rabia a la tristeza, de la dulzura a la alienación y que su garganta aun responde. Tree Cool y Mike Dirt sostienen muy bien esa elastica y rabiosa viga ritmica sobre la que se asienta el sonido de la banda con buena precision.
La lista de temas va de la nostalgia, incluyendo un tema de Keplunk de 1992 a la actualidad de la banda en tanto tocan 6 canciones de su ultimo disco lanzado en el 2016.
Tambien, en esa lista de temas, hay lugar para covers de diversa extraccion; Knowledge de la mitica banda punk Operation Ivy, Satisfaction de los Rolling stones, Hey Jude de los Beatles y Break on Through de The doors, son los mas destacados. Todos podemos pasarla bien esta noche vocifera BJ y las canciones parecen ser las propicias para eso: punkrockers viejos, jovencitos alternativos que se sienten raros y publico roquero en general, para todos algo hubo en la noche.

Para poder interpretar toda esta amplitud musical Green day se vale de otros musicos que los ayudan, teclados,  una segunda guitarra, un saxo, percusion todo es para engordar y ampliar el sonido de esto que alguna vez fue un trío punkrock. Y son buenos musicos que cumplen con su mision. La banda suena amplia y grande, no solo punkrock.

En algun momento de la noche me doy cuenta que BJ es un Bart Simpson de carne y hueso; rebelde, dispuesto a todo para llamar la atención pero siempre bien intencionado. Seran sus compañeros de banda o algun integrante de Rancid, NOFX o Penywise los que ocuparian el lugar de Jimbo y Nelson en esta Springfield punk que me imagino. 

En este oficio de llamar la atención y divertir BJ comanda un ejercito con muchas armas y estrategias que van desde lo casi intimo como hacer subir varias veces a alguien de entre publico para que cante o toque algun instrumento con ellos, hasta lo masivo de apostar repetidamente a los quiero mucho son el mejor publico del mundo. Otro recursos y estrategias que usa toda la noche: el eeeeeeee ooooo es decir pedirle a la audiencia que lo secunde en  juegos onomatopeyicos de yo digo primero y depues ustedes, fuegos artificiales sobre el escenario, cambios de ropa y de telon. Todo para  llamar la atencion, entretener y sacudir (varias veces el cantante habla de las redes sociales y el uso de telefono como algo de lo que hay que despegarse )
Misión conseguida el estadio entero se mantiene, entretenido y enganchado con y por la banda durante un show que aun siendo largo no pierde intensidad.
Por supuesto que la intensidad se sostiene también en la interpretación que hacen de sus canciones especialmente aquellas mas veloces que una y otra vez generan circulos de pogo fuerte por todo el campo del Amalfitani.
El show llega a su fin con un momento acústico bonito y emotivo 21 Guns seguida de Good Riddance. Desde el escenario vuelven a surgir fuegos artificiales, ahora tambien caen papelitos de colores que llevan escrito Green Day  mientras la banda saluda desde el escenario.


Entretener, conseguir atención, contener, rebelar, ayudar a encontrar sentido al dolor, las iglesias. El rock de estadio y los payasos parecen buscar las mismas cosas en su actos.

Jesus of suburbia en vivo porque de eso se trata Green Day hoy en día.
Abrazo y que en todas las cosas que importan siempre haya música.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s